dietista-nutricionista-valencia-elisa-escorihuela-nutt-sindrome-comedor-nocturno-harpers-bazaar
Blog Prensa

Artículo Harper’s Bazaar: El síndrome del comedor nocturno

dietista-nutricionista-valencia-elisa-escorihuela-nutt-sindrome-comedor-nocturno-harpers-bazaar

El síndrome del comedor nocturno: qué es y cómo combatirlo

Aparición en el artículo de Harper’s Bazaar; El síndrome del comedor nocturno: qué es y cómo combatirlo

Siempre hablamos de la anorexia o la bulimia como los principales trastornos de conducta alimentaria, pero también existen otras enfermedades menos mediáticas pero no por ello menos importantes. Una de ellas es la del síndrome del comedor nocturno. Clasificado según el DSM-V como un trastorno de conducta alimentaria. Quien lo padece no suele comer por la mañana o a lo largo del día, siendo por la noche cuando se produce la mayor ingesta de los alimentos. El momento álgido es después de cenar. A veces, llegando a levantarse de la cama solo para comer grandes cantidades de comida.

Causas del síndrome del comedor nocturno:

-A pesar de que no hay muchas investigaciones concluyentes al respecto, ambas expertas coinciden en que existe una modificación del patrón neuroendocrino (por ejemplo el cortisol, Hipófisis Pituitario Adrenal, melatonina y leptina) que participa en la función reguladora de los ritmos circadianos propios que modulan diversas funciones metabólicas y psicológicas. Además hay que tener en cuenta de que el cortisol está relacionada con el estrés por ese motivo los pacientes que tienen altos niveles de la misma sufren estrés nocturno vinculado a este síndrome.

“hay que tener en cuenta que el inicio de este síndrome está relacionado con la depresión o trastornos de ansiedad que nos llevan a ingerir más alimentos con el finde reducir esa sintomatología nerviosa. No olvidemos que cuando comemos nuestro cerebro nos premia con una sensación de recompensa”

Elisa Escorihuela, extracto del artículo de Harper’s Bazaar

Además, las consecuencias pueden ser variadas ya que puede ir desde insomnio, anorexia matutina (falta de apetito por las mañanas), hiperfagia nocturna (aumento de la sensación de hambre por la noche) y patologías metabólicas como son la diabetes. Así como, alteraciones en los niveles de colesterol, sobrepeso y obesidad. También es importante ver probable relación con la aparición de otros trastornos alimentarios como la bulimia o anorexia.

Desde punto de vista nutricional:

Es importante indicar que  seguir una alimentación adecuada y personalizada. Personalizada, ya que cada uno tenemos unas características, condiciones de salud, horarios de trabajo, etc. Esto combinado con hábitos de vida saludables además de un descanso adecuado, la práctica de ejercicio físico pueden ser clavespara su tratamiento y prevención.

Yo siempre recomiendo seguir la regla de las 3 Ds :

  • Dieta, Seguir una alimentación adecuada y personalizada para el paciente.
  • Deporte, practicar ejercicio físico, el simple hecho de caminar al menos unos 30 minutos al día sería suficiente.
  • Descanso, un buen descanso es primordial para nuestra salud.

Y por último una cuarta D:

  • Diversión, intentar reducir el estrés y dedicar tiempo a aficiones o personas nos ayudan también significativamente en nuestra salud.

Por ultimo, si te interesa conocer las ultimas tendencias en el mundo de la alimentación, ¿Has odio hablar del “Souping“?

También te puede gustar

Sin comentarios

    Dejar un Comentario